¿Conoces los diferentes estilos de decoración?

Los estilos de decoración mejoran la estética  de nuestro hogar, y producen un efecto visual de unidad y armonía. Así pues, una vez hemos decidido cuál es el estilo de decoración que queremos trasladar a nuestro hogar, todos los colores, mobiliario, textiles e incluso la distribución del espacio, van en consonancia. El estilo que escojas para decorar tu hogar tiene que ir acorde con tus gustos y con tu personalidad, pues al final, nuestro hogar no es más que un reflejo de lo que somos nosotros mismos.

Si estás buscando inspiración pero no terminas de decantarte por una opción dentro de los diferentes estilos de decoración que están actualmente en tendencia, hoy te traemos algunos de estos estilos con sus características fundamentales, para que termines identificándote con alguno de ellos. ¡Vamos allá!

Estilos de decoración en tendencia

Como en todo, el diseño de interiores ha ido evolucionando con el paso de los años. Las modas cambian, nuestros gustos cambian, y esto se traslada también al interior de nuestra vivienda. Por eso vamos a recoger algunos de los estilos de decoración que son tendencia a día de hoy, con muebles de dichos estilos que podrás encontrar en cualquier catálogo de mobiliario y decoración. Vamos a ver si reconoces alguno.

1. Estilo industrial

El estilo industrial nació en Estados Unidos sobre los años 50, y más concretamente en la ciudad de Nueva York, debido a la necesidad de optar a viviendas a bajo coste por parte de los ciudadanos. Gracias a esto, fueron muchas las personas que decidieron darles a las fábricas y naves abandonadas una nueva vida, al convertirlas en lugares habitables. Estos espacios se caracterizaban por ser muy amplios, sin apenas divisiones, con grandes ventanales, paredes de ladrillo y materiales industriales. Con el paso de los años, estas fábricas abandonadas se convirtieron en tendencia, dando paso así a un nuevo estilo de decoración dentro del diseño de interiores.

Para crear ambientes de tipo industrial, deberás elegir mobiliario que combine el metal y la madera, bien sea en mesas de comedor, estanterías o sillas. El estilo industrial debe moverse entre una gama de colores oscuros y de aspecto envejecido u oxidado, como el gris, el marrón o el negro. Una buena mesa de comedor de madera maciza puede ser un mueble protagonista indiscutible por el que comenzar tu andadura a través de este estilo decorativo.

2. Estilo nórdico

El estilo nórdico (o escandinavo), es originario de las regiones del norte de Europa: Noruega, Finlandia, Dinamarca y Suecia. Poco a poco se fue extendiendo y adueñando del resto del continente europeo y podemos afirmar, casi con total certeza, de que dentro de los estilos de decoración, este es el favorito.

El estilo nórdico encuentra sus raíces en la sencillez, el minimalismo y la funcionalidad; con ausencia de mobiliario únicamente decorativo y poco práctico. En cuanto a la gama cromática, en el estilo nórdico predomina el color blanco, sobretodo en paredes y mobiliario; en combinación con el beige, el gris o el marrón para suelos y otros detalles. Esto es debido a la escasez de luz natural en los países del norte, por lo que el blanco ayuda a mantener las estancias iluminadas.

Los elementos naturales también están muy presentes en este estilo de decoración. La madera para los muebles, los textiles como alfombras, mantas y cojines, y las plantas.

3. Estilo rústico

El estilo rústico es el estilo de decoración rural, del campo. Este estilo se caracteriza por crear ambientes cálidos, cómodos y acogedores. El estilo rústico es perfecto para viviendas con un entorno natural, pero si decides aplicarlo en la ciudad, siempre puedes hacerlo en combinación con otros estilos, como el moderno. De todos los estilos de decoración que podemos encontrar, este sería sin duda el más familiar y hogareño, que nos recuerda a estar en el sofá con la mantita frente a la chimenea.

Por supuesto, en el estilo rústico el material de fabricación por excelencia es la madera. Los salones rústicos nos permiten viajar en el tiempo, a conectar con la naturaleza, a la relajación. La madera envejecida junto con los textiles de lana, algodón y lino reinarán en cada estancia de tu casa. En los dormitorios rústicos podrás jugar con diferentes tapizados para el cabecero de tu cama y los papeles pintados en las paredes, y de este modo romper un poco con la madera.

4. Estilo moderno

Las líneas simples, las figuras geométricas, las superficies lisas y la sencillez de las composiciones son las principales cualidades de los salones modernos. El estilo moderno es uno de los estilos de decoración más escogidos a día de hoy, sobretodo por la gente joven y cada vez más por personas que quieren dar un giro a la decoración de su hogar, con aires nuevos y frescos.

Este estilo aporta amplitud a las estancias, debido a la simplicidad de su mobiliario y decoración. Cuentan con gran variedad de acabados diferentes, y colores que van desde el antracita hasta el amarillo limón. Además, con la aparición del estilo moderno empezamos a introducir en nuestros hogares mucho más el vidrio, que podemos encontrarlo tanto en iluminación como en mesas de centro o mesas de comedor.

El estilo moderno en una palabra: orden.

5. Estilo clásico

Sabemos que el estilo clásico se ha quedado algo obsoleto, pero no podía faltar en esta recopilación de los diferentes estilos de decoración, pues a pesar de todo, sigue siendo un estilo muy aclamado entre los amantes de lo barroco y recargado.

Los muebles de estilo clásico ensalzan la decoración más tradicional y elegante, completamente opuesta a la decoración minimalista. Este estilo destaca por la opulencia y el lujo de todo su mobiliario, recargado con todo tipo de detalles.

Para amueblar y decorar tu casa con muebles de estilo clásico debes conseguir que entre tantas piezas exista un conjunto armonioso y con sentido. Los tonos crema, los cuadros y espejos y todos los demás accesorios decorativos serán bienvenidos en este tipo de decoración.

Entre las ventajas de los muebles clásicos se encuentra la autenticidad de sus piezas, fabricadas la gran mayoría con maderas de carácter noble, que tienden a ser en tonos más oscuros. También predominan los mármoles y los detalles en oro. El estilo clásico es maravilloso porque no pasa de moda, permanece intacto al paso del tiempo.

Cuéntanos si te ha faltado algún estilo de decoración por descubrir, si te hemos aclarado un poco más tus dudas antes de ponerte manos a la obra, o si te gustaría que hablásemos de otros estilos que no han aparecido en este post. No te olvides de leer nuestro último articulo sobre los muebles de oficina para realizar teletrabajo desde casa. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 2 =